El 14 de junio los diputados/as de la Asamblea Legislativa presentaron un anteproyecto de ley denominado “Ley integral del Agua” que tiene como propósito una clara intención de privatización. Desde esa fecha diferentes organizaciones y movimientos sociales han coordinado acciones de denuncia y protesta.

El lunes 24 de julio el Movimiento de Victimas y Afectados/as por el Cambio Climático y Corporaciones (MOVIAC) salió a las calles para dirigirse al máximo organismo que reúne a los grandes empresarios de El Salvador, la ANEP (Asociación Nacional de la Empresa Privada), en dicho lugar se hizo una concentración y se exigió que no continuaran con el intento de manipular al gobierno central para privatizar el recurso hídrico.