Amigos de la Tierra América Latina y el Caribe -ATALC- presenta su constancia de denuncia ética ante los hechos ocurridos el pasado 4 de agosto en la ciudad de Caracas.

Los hechos en los que dos drones explotaron durante la conmemoración de los 81 años de la creación de la Guardia Nacional Bolivariana deben ser objeto de investigación y aclaración rigurosas, estableciendo sus responsables intelectuales, pues, tal y como fue presentado por diversos medios nacionales de Venezuela e internacionales, puede tratarse de acciones desesperadas para atentar contra la vida de un jefe de Estado.

Es inadmisible que ante una situación de tal gravedad se acuda simplemente a su banalización o a su justificación a partir de posturas políticas adversas a la corriente gubernamental venezolana. Desde todo de punto de vista es necesario rechazar este tipo de actos demenciales que pueden desatar incalculables consecuencias para la región latinoamericana y del Caribe.

Como organización ecologista que propende por la construcción de la justicia ambiental, social, económica y de género, manifestamos nuestra condena de los hechos señalados, y nuestra solidaridad con el pueblo venezolano. Al mismo tiempo rechazamos cualquier manifestación de violencia que ponga en riesgo la soberanía los pueblos al desconocer los conductos democráticos regulares que hacen posible la convivencia pacífica.

Amigos de la Tierra América Latina y el Caribe – Agosto 14 de 2018.

Imagen: TeleSur