Solidaridad trabajadores del gas

Ante el prolongado y cruento conflicto de los trabajadores y trabajadoras de la filial en Uruguay de la trasnacional Petrobras concesionaria del suministro de gas por cañería, que completan este viernes 9 de noviembre su día número 25 de Huelga de Hambre, Amigos de la Tierra de América Latina y el Caribe manifiesta su solidaridad con los trabajadores en conflicto y denuncia la política antiobrera e irresponsable de la actual conducción de la petrolera.

La misma ha incumplido sistemáticamente con las condiciones de la concesión, por un lado, y de otro ha cercenado los derechos de los trabajadores y trabajadoras que cumplen funciones en la misma, haciéndose cargo de un servicio esencial para parte de la población de la capital, Montevideo.

Como indican los propios integrantes de la Unión Autónoma de Obreros y Empleados de la Compañía del Gas (UAOEGAS) “esta situación debe analizarse a la luz de la coyuntura sumamente compleja que atraviesa América Latina ante la ofensiva del imperialismo estadounidense y las oligarquías locales para reinstalar gobiernos de cuño neoliberal, y en el caso de Brasil con características eminentemente fascistas en caso de un triunfo de Jair Bolsonaro”.

La actitud de Petrobras, tras su privatización por el gobierno ilegítimo de Michel Temer que se instaló tras el infame golpe de Estado judicial-mediático-corporativo que derrocó a Dilma Roussef, ha sido de confrontación con la región y en especial a los derechos laborales y convenios colectivos así como con los Estados y sus gobiernos, particularmente los progresistas, a través de millonarias demandas arbitrales injustificadas, deteriorando derechos adquiridos y calidad del servicio, así como erosionando las políticas públicas soberanas en materia de energía, derechos laborales etc.

Desde REDES-Amigos de la Tierra Uruguay y nuestra federación ambientalista, y en el marco de nuestra movilización en el proceso de la Jornada Continental por la Democracia y Contra el Neoliberalismo 2018 y las acciones con que buscamos desmantelar el Poder Corporativo de las trasnacionales mediante el fortalecimiento de la lucha social, la construcción de poder popular y el impulso a un instrumento internacional vinculante que obligue a las trasnacionales a respetar los derechos humanos de comunidades y poblaciones, denunciamos la actitud de la actual conducción de Brasil y de Petrobras.

En este 9 de noviembre, fecha en que se cumplen 25 días de huelga de hambre por parte de tres trabajadores en rechazo a la actitud intransigente de Petrobras, manifestamos nuestra solidaridad y nos sumamos a quienes exigen a la multinacional la aceptación de las medidas propuestas por el Poder Ejecutivo de Uruguay que permitirían destrabar el prolongado conflicto.

La tabla de salvación del capital trasnacional no puede ser la vida de trabajadores y trabajadoras!

No al fascismo en América Latina, y a sus corporaciones!

Reunidos en la Asamblea Bienal de Amigos de la Tierra Internacional, en Nigeria, noviembre 8, 2018