Amigos de la Tierra América Latina y el Caribe -ATALC- denuncia y repudia el asesinato de Sergio Rojas – indígena costarricense defensor de los derechos de los pueblos originarios y defensor del territorio Bribri del Salitre al Sur de Costa Rica- quien durante su vida fue un inclaudicable luchador por la autonomía indígena, enfrentando a los usurpadores de tierras de sus comunidades.

Los hechos se presentaron en la noche del lunes 18 de marzo en el lugar de residencia de Sergio, ubicado en la comunidad de Yeri, donde el defensor de los derechos territoriales fue abaleado en 15 oportunidades. Horas antes de su asesinato, junto a otros miembros de la comunidad indígena, presentó ante la fiscalía denuncias por usurpación de tierras por parte de personas no indígenas en sus territorios, y las amenazas constantes de las que son objeto desde hace varios años sin que haya respuesta efectiva por parte de las autoridades costarricenses. Aún cuando existen medidas cautelares entregadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos -CIDH- para Salitre, se dio este nefasto hecho que ha conmocionado a los pueblos indígenas y a los movimientos sociales del país mesoamericano y de toda la región latinoamericana.

Como organización ambientalista comprometida con la búsqueda de la justicia ambiental, social, económica y de género, y que trabaja por los derechos de los pueblos y de las/os defensoras/es de los territorios, extendemos nuestra solidaridad al pueblo costarricense, a las comunidades indígenas y a la familia en extenso de Sergio Rojas.

También hacemos un llamado al gobierno de Costa Rica y a las autoridades e instituciones competentes para que se agilicen las investigaciones que den con los responsables intelectuales y materiales de este infame asesinato. Creemos fundamental que se entreguen explicaciones claras del por qué pueblos indígenas y sus representantes, como en el caso de Sergio, quienes se encuentran expuestos a la violencia permanente por su justa lucha y la defensa de sus derechos, no cuentan con protección especial, que además se encuentra amparada en las medidas cautelares entregadas por la CIDH.

Consideramos que únicamente mediante la lucha contra la impunidad y el cumplimiento estricto del derecho a la autonomía de los pueblos indígenas en Costa Rica, a partir de la acción efectiva del Estado, es posible evitar que casos como el de Sergio se repitan, y se continúen las acciones de exterminio contra los pueblos, contra su derecho a la autonomía y a sus territorios.

A la comunidad internacional, a las organizaciones y movimientos sociales de América Latina y el Caribe y de diferentes partes del mundo les llamamos a denunciar el asesinato de Sergio Rojas, y a mantenernos en alerta permanente frente a la injusticia que sigue acompañándose de la impunidad hacia nuestros pueblos.

Amigos de la Tierra América Latina y el Caribe –ATALC- Marzo 19 de 2019.