Contra el Golpismo y la agresión internacional contra Venezuela

Nuevamente fuerzas golpistas han hecho un intento de destruir la democracia y la paz de Venezuela. En una operación mediática y militar, el autoproclamado presidente Juan Guaidó y, el político condenado por terrorismo, Leopoldo López, pretendieron insurgir contra el gobierno legítimo de Nicolás Maduro y provocar mayor desestabilización en Venezuela.

Luego de haber generado durante meses una acción para destruir la economía, sabotear el sistema eléctrico y profundizar las difíciles condiciones de la población venezolana, la oposición golpista ahora recurre a la violencia, en una acción desesperada para provocar una reacción de los militares que se mantienen fieles a la Constitución y a la Democracia.

Con participación de algunos militares pretendieron generar una confrontación al intentar tomar una base militar al Este de la ciudad de Caracas. La rápida intervención de tropas leales y la propia incapacidad y escaso respaldo popular de los golpistas, ha frustrado este nuevo intento insurreccional.

Denunciamos el papel de los gobiernos del llamado Grupo de Lima, que continúan alimentando la agresión y la injerencia del imperialismo estadounidense contra el pueblo de Venezuela. Es tarea de las organizaciones sociales, partidos políticos de izquierda y sectores democráticos denunciar a estos gobiernos en sus países y exigirles una postura en favor de la paz y el entendimiento entre las/os venezolanas/os.

Desde la Jornada Continental por la Democracia y contra el Neoliberalismo, instancia que agrupa a organizaciones de trabajadoras/es, campesinas/os, feministas, ambientalistas y de diversos sectores sociales, expresamos nuestra solidaridad al pueblo de Venezuela y saludamos la fortaleza que continúan demostrando contra los intentos de destrucción de su proceso soberano.

Alentamos a todos los movimientos sociales, organizaciones y partidos políticos a redoblar la solidaridad con el pueblo de Venezuela y sus autoridades legítimas y constitucionales.