América Latina y el Caribe hoy se levanta contra la injusticia del modelo económico neoliberal y sus agentes de dominación que atacan los derechos de la población. Recientemente los pueblos de Colombia, Haití y Ecuador han dado muestra de su capacidad de resistencia ante los atropellos de gobernantes al servicio del capital transnacional. En el día de ayer, en Santiago de Chile la población se manifestó contra una nueva arbitrariedad en el cobro del transporte público y obtuvo como respuesta la represión y declaración de Estado de Emergencia por parte del gobierno de Sebastian Piñera.

Amigos de la Tierra América Latina y el Caribe rechaza y repudia la represión que el gobierno de Piñera ha ejercido contra el pueblo que se manifiesta en descontento a la vulneración de sus derechos y a la explotación de su trabajo y su dignidad. La declaratoria de Estado de Emergencia en Santiago y Chacabuco, y en las comunas de Puente Alto y San Bernardo, y el despliegue militar que la acompaña recuerda momentos nefastos a los que nuestra América fue arrastrada por la violencia neoliberal.

El ejercicio democrático depende de la garantía de los derechos que los pueblos han alcanzado históricamente, y de ninguna manera del despliegue de aparatos militares y policiales para silenciar la voz popular que se levanta contra la injusticia y la impunidad.

Las organizaciones, procesos y movimientos sociales de América y del mundo vigilamos atentamente el desarrollo de estos acontecimientos en Chile y en cada uno de los países y territorios en los que la voracidad del capital transnacional somete a los gobernantes y activa la criminalización de la lucha de nuestros pueblos.

Amigos de la Tierra América Latina y el Caribe -ATALC- 2019.

Imagen: laizquierdadiario.cl