Amigos de la Tierra de América Latina y el Caribe -ATALC- hace un llamado a las organizaciones y movimientos sociales de distintas partes de latinoamérica y el mundo para acompañar esta acción urgente contra la detención en Tegucigalpa, Honduras, de Yunior Alexander Oyuela, colaborador de nuestra organización hermana Movimiento Madre Tierra -Amigos de la Tierra Honduras.

Yunior fue detenido con otras doce (12) personas en horas de la mañana de hoy 8 de septiembre, mientras ejercían su legítimo derecho a la protesta pacífica en las instalaciones de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras -UNAH. Por la información que hemos podido obtener desde las organizaciones de derechos humanos del país mesoamericano, al momento de la captura una de las mujeres detenidas fue herida de consideración.

Entre tanto, no se ha permitido mayor acceso a información sobre los detenidos, y se teme una posible judicialización de las trece (13) personas.

Agradecemos a las organizaciones y movimientos que puedan enviar la siguiente comunicación a la Presidencia de la República de Honduras, la Procuraduría y al Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (los correos para el envío son: info@presidencia.gob.hn, pgrdespacho@pgrhonduras.gob.hn, central@conadeh.hn, con el asunto de correo: (Libertad para los detenidos en la UNAH). También les agradecemos que puedan enviar copia de la comunicación a las embajadas de Honduras en sus respectivos países.

Septiembre 8 de 2017

Señores/as

Presidencia de la República de Honduras,

Procuraduría General de la República de Honduras,

Comisionado Nacional de los Derechos Humanos,

Como organizaciones que suscribimos esta comunicación, pedimos al gobierno de Honduras la liberación inmediata de Yunior Alexander Oyuela, integrante de la organización Movimiento Madre Tierra – Amigos de la Tierra Honduras-, y de las personas que fueron capturadas junto a él en la mañana del 8 de septiembre mientras adelantaban una protesta pacífica en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras -UNAH.

Consideramos que el legítimo derecho a la protesta pacífica no puede ser violentado, y la diferencia expresada a través de medios democráticos no puede ser convertida en judicialización de los ciudadanos que la ejercen. Asimismo, solicitamos se entreguen todas las garantías de respeto de los derechos humanos de las personas que en este momento se encuentran privadas de la libertad y que sean liberadas inmediatamente.

Desde diferentes partes del mundo estamos atentos al desenlace que pueda tener esta situación, y confiamos en que el Estado hondureño y sus instituciones permitirán la libertad de las personas capturadas, garantizando sus derechos humanos.

Atentamente,

XXXXX

Imagen: Movimiento Madre Tierra – Amigos de la Tierra Honduras

Suscríbase a nuestro Boletín

Suscríbase a nuestro boletín y reciba los últimos artículos publicados en nuestro sitio web.

Correctamente suscrito.